Usted está en : Portada : Reportajes Domingo 15 de octubre de 2006

Mujeres mapuches conquistan Estados Unidos

Textilerías de la Fundación Chol Chol

Por Guido Rebolledo C.

El público norteamericano fue sorprendido por la hermosura de los telares mapuches exhibidos en su país.

La Fundación Chol Chol es una organización enfocada en el bien social, que trabaja principalmente en la comercialización -sin fines de lucro- de textilería tradicional mapuche, según criterios de comercio justo, entendiéndose con esto que ellos, como fundación, compran textilería a ciertas comunidades asociadas.

Johanna Pérez, encargada de Relaciones Nacionales e Internacionales, explicó que la idea que los mueve es comercializar para promover la dignificación de la mujer mapuche rural, fomentar su identidad como mujer y además de sumar el valor de la manifestación cultural que es el tejido.

Además está el área de las plantas medicinales, que es complementario a lo anterior y que apunta al mismo enfoque de ayudar a la mujer mapuche, a tener un ingreso para su familia y por ende, mejorar su calidad de vida.

"Nuestra asociación está formada por 46 mujeres que son representantes de cada comunidad con la que la fundación trabaja, que en total abarca más de 700 damas, de las que 300, comercializan con nosotros y son tejedoras permanentes", relata Johanna Pérez, agregando que estas artesanas pertenecen a diversos sectores de La Araucanía, principalmente Nueva Imperial, Carahue, Galvarino, Freire y Padre Las Casas.

 

DIEZ DIAS

 

Lo que nos condujo a las instalaciones de la fundación fue que el consejo asesor, ubicado en Estados Unidos, realiza exhibiciones del trabajo de las mujeres araucanas. Este año lograron organizar un programa de actividades para el Mes de la Patria, en conjunto con la Embajada Chilena y la Organización de Naciones Unidas, para lo cual decidieron invitar por diez días a dos mujeres artesanas mapuches de la Fundación Chol Chol.

Una de las invitadas fue Anita Paillamil. Este es su segundo viaje a Estados Unidos, sin embargo dice que tomó un matiz especial. "Estábamos celebrando el Mes de la Patria, junto a chilenos que viven en el país del norte y nosotros les acercamos Chile", relata con orgullo esta mujer tejedora.

 

INTERES NORTEAMERICANO

 

Mercedes Coña, quien también viajó por segunda vez, cuenta que "llevamos lanas para hilar y telares para armar, por lo que mostramos todo el proceso de la textilería". Allá notaron que lo que exhibieron atrajo fuertemente la atención del público estadounidense, que valoró enormemente su trabajo cultural, afirma la artesana. "En las exposiciones nos veían con nuestros atuendos característicos mapuches y nos solicitaban sacarse fotos con nosotras, además nos llamó la atención que varias personas tenían un acabado conocimiento sobre nuestra cultura", sostuvo orgullosa.

Anita Paillamil sostiene finalmente que estuvieron en diferentes actividades que siempre se realizaban en Washington, tales como exposiciones, ferias, tiendas de comercio justo, una muestra en el interior de un barco, "y en todos esos lugares trabajamos con la intención que el visitante viera nuestra actividad, trabajos que quedaron como muestra en dicha ciudad".

 

 
 
Arriba | Volver
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto